Qué es el Eneagrama: Conoce tus fortalezas y tus retos para crecer

El eneagrama es un tema súper interesante, pues es algo que yo utilizo en mis sesiones de coaching y que además tú lo puedes utilizar para saber más de tu personalidad y para encontrar esas áreas en donde puedes mejorar sabiendo cómo y de qué forma puedes hacer una verdadero impacto en tu vida.

¿Te ha pasado que quieres hacer un cambio en tu carácter, en tu vida o en tus hábitos, y aun cuando verdaderamente quieres ese cambio, después de un tiempo no puedes continuar? Muchas veces cuando se quiere realizar una transformación tendemos a utilizar algo que alguien más hizo o nos recomendó debido a que esa persona tuvo éxito, pero eso no quiere decir que a nosotros nos vaya a funcionar de la misma forma. Esto es principalmente porque tenemos distintas necesidades y tenemos diferentes formas de pensar y de abordar los temas. El saber cuál es tu tipo de personalidad te ayudará a saber cuáles son tus retos como individuo y cuáles son tus fortalezas que podrás utilizar para entender tu forma de comportarte y de relacionarte con los demás. Además de que serás capaz de diseñar un camino para tu propio desarrollo espiritual, emocional y profesional. 

Tal vez piensas que sólo cuando tu situación externa mejore, entonces podrás sentirte mejor o ser feliz, pero lo cierto es que la felicidad, el éxito y el amor empiezan desde adentro. Cuando te conozcas profundamente y mejores tu interior verás tu calidad de vida mejorar, te sentirás mejor y hasta podrás alcanzar más metas y retos que te hayas propuesto. Sabrás qué es lo que verdaderamente te hace feliz y podrás dirigir tus esfuerzos de forma más precisa pues conocerás todas tus fortalezas y debilidades. 

¿Qué es el eneagrama?

El eneagrama es una figura geométrica que mapea los nueve tipos de personalidad fundamentales de la naturaleza humana. Este modelo nace de varias tradiciones espirituales y religiosas. Aun cuando parte de todas estas filosofías y tradiciones, el eneagrama no es una religión ni es necesario que continúes una para saber más de ti, pues en el eneagrama y los eneatipos podemos ver relfejados también modelos de psicología desarrollados por psicólogos y psicoterapeutas. El eneagrama ha ayudado a miles de personas a volver a reconocer esa parte interior espiritual que hemos olvidado. No importa tu religión, el eneagrama te ayudará a descubrir esa unidad que tienes con otros seres humanos y los valores que compartes con ellos. 

Además de reconocer tu espiritualidad, el eneagrama te ayudará a reconocer cuáles son tus más grandes retos para crecer, así como ayudarte a reconocer esas cualidades que no tienes en cuenta o que no habías reconocido que tenías. Algo que diferencia al eneagrama de otras tipologías de personalidad es que es un sistema dinámico. Es decir, no sólo eres un tipo de personalidad, ni los 9 eneatipos son categorías estáticas. Estos 9 tipos de personalidad se vinculan en formas específicas, así como lo muestra su símbolo y esto hace que lo puedas interpretar de muchas formas, con relaciones hacía los lados, con relaciones en triadas y con niveles de desarrollo. Esto es lo que lo hace un modelo totalmente dinámico, y evita que te encasilles y te percibas como un individuo que no puede cambiar. 

El eneagrama describe 9 tipos de personalidad distintos, es decir la forma en la que tendemos a expresarnos, formas de pensar y de percibir al mundo, y formas en que nos comportamos en este mundo. 

El conocerte profunda y verdaderamente te ayudará a dejarte de enfocar en cosas materiales para buscar la felicidad, en dejar de buscar el amor propio en personas externas y encontrarlo y desarrollarlo en ti mismo. A través de la utilización del eneagrama te darás cuenta que el desarrollo de la conciencia, la práctica de la atención plena o mindfulness, la práctica de observarte a ti mismo son esenciales para vivir una vida mucho más placentera, más feliz y donde te puedas sentirte más satisfecho contigo mismo. 

Pero no sólo esto, el eneagrama resulta sumamente importante para tu propio desarrollo personal, para mejorar tus relaciones personales y hasta la forma en la que te comportas en el área de negocios o de tu propia carrera. 

A través de este modelo descubrirás tu propia naturaleza, tu esencia y los obstáculos que tienes para poderte expresar libremente en este mundo. 

Símbolo del eneagrama - Hábitos Exitosos

¿Qué significa el símbolo del eneagrama?

La persona responsable de traer el símbolo del eneagrama hacía la cultura moderna fue George Ivanovich Gurdjieff, un filósofo de descendencia griega y nacido en Armenia. El explicó que el símbolo del eneagrama consiste en tres partes que representan las tres leyes divinas que gobiernan toda la existencia. 

El primer símbolo es el círculo, que simboliza unidad, totalidad y unicidad. Dentro del círculo encontramos el triángulo que simboliza la trinidad. Gurdjieff llamó este fenómeno la Ley de tres, y comenta que todo lo que existe se debe a causa de tres fuerzas y su interacción. El tercer símbolo es el hexad o grupo de seis, que enlaza los números 1,4,2,8,5,7. Este simboliza la ley de siete, que tiene que ver con el proceso de evolución y desarrollo de uno mismo a través del tiempo. 

El eneagrama moderno

Aun cuando el significado del símbolo se toma de Gurdjieff, la conexión entre el símbolo y los tipos de personalidades se deben a Oscar Ichazo, un boliviano que sintetizó todas las ideas y conceptos que formaban el eneagrama y lo presentó alrededor de los años 50. 

En 1970, el psiquiatra Claudio Naranjo, se encontraba desarrollando un programa de terapias Gestalt y decidió estudiar con Oscar Ichazo. Fue ahí en donde Naranjo, logró vincular los 9 tipos del eneagrama con sistemas psicológicos que el había estudiado y donde pudo comprobar su validez a través de grupos de enfoque. 

Naranjo añadió al eneagrama los sistemas de desarrollo que representan los nivels de crecimiento y deterioro que las personas viven durantes sus vidas. Estos niveles de desarrollo muestran las características y motivaciones que cada tipo tenía y el por qué. Pero en realidad, lo que demuestran son nuestra profunda identificación con nuestra personalidad y por lo consiguiente la falta de libertad que tenemos al querer cambiar. 

Tu eres más que tu personalidad

Más allá de tus limitaciones o tu personalidad

Una de las bases más importantes del eneagrama es comprender que tú no eres tu personalidad. Tu personalidad y la forma en la que tiendes a actuar es simplemente un acondicionamiento de tu comportamiento. No quiere decir que no sea parte de ti, sino más bien que es preciso que seas consciente de que eres más que eso. Este principio te da el poder de cambiar cuando tú lo desees, pues es solo una expresión de ti mismo y tú puedes cambiar esa expresión. Digamos que el eneagrama te enseña a reconocer que eres más espíritu que todas esas cosas que crees de ti mismo, que eres parte de esa Divinidad que te creó (cualquiera que sea tu religión), eres espiritu.

En general, no podemos experimentar nuestro propio espiritu porque nuestra conciencia está realmente dominada por nuestra personalidad o por nuestro ego. Esto nos hace alejarnos de esa experiencia de disfrutar y manifestar esa divinidad. En el libro de La sabiduría del eneagrama, hay una frase que me encantó y así considero esta maravillosa herramienta:

El eneagrama es el vínculo entre la psicología y la espiritualidad.

El propósito del eneagrama no es el de deshacerte de tu personalidad. Cuando te conectas con tu esencia, no pierdes tu personalidad, más bien se vuelve más transparente y más flexible. Esta conexión te ayuda a vivir libremente en lugar de que dejes que tu personalidad o tu ego dirija tu vida. Al no pensar que la personalidad es lo que tú eres, ella misma forma menor parte de ti mismo. 

Personalidad y nuestras necesidades de desarrollo 

Como te lo he mencionado en mi taller de autoestima, gran parte de nuestra habilidad de funcionar hoy en día, el nivel de autoestima y la confianza en ti mismo se basa gran parte de lo mucho que tus necesidades fueron satisfechas por tus padres mientras crecías. Esto no lo digo yo, sino que ha sido comprobado por psicólogos y terapéutas. 

Es por esto que nuestra personalidad se basa en esas reacciones, miedos y creencias que fuímos adquiriendo mientras crecíamos. Esto no quiere decir que nuestros padres fueron malos, sino que cada individuo tienes ciertas necesidades específicas y pensamos de distinta forma, por lo que es seguro que todos tengamos algún residuo emocional de cómo crecimos y lo que vivimos. El hecho de dejarte de identificar con esta personalidad, te hará más abierto al cambio

Sin importar lo que hayas vivido cuando niño, no quiero decir que no tenga importancia, quiero decir que a pesar de esas vivencias tu esencia nunca ha sido destruida. Tu valor y tu derecho de ser feliz, ser exitoso, ser amado, nunca se ha perdido. Tu esencia o tu espiritu está listo para ser liberado, para expresarse a sí mismo y experimentar el mundo en todo su esplendor. 

Los 9 eneatipos

A continuación te voy a describir brevemente los 9 tipos de personalidades y los nombres que los autores Don Richard Risso y Russ Hudson les otorgaron. Ellos explican en sus libros acerca del eneagrama, que los nombres que eligieron son tomando en cuenta sus características positivas, y esto es para que no tiendas a juzgarte o pensar que hay algo mal en ti. Además es importante que tomes en cuenta que hay parte de los 9 eneatipos en todos, simplemente te reconoces más con alguno en específico. 

TIPO 1:

El perfeccionista – los tipo uno son realistas, concienzudos y con principios claros. Aspiran a vivir sus más altos ideales.  Los tipo uno esencialmente buscan hacer las cosas lo mejor posible o que sean mejor, pues tienden a pensar que nada es lo suficientemente bueno. Esto los hace ser perfeccionistas que siempre buscan reformar y mejorar, buscan establecer un orden en un caos omnipresente. 

TIPO 2:

El ayudador – son cálidos, preocupados, cuidadores y sensibles hacia las necesidades de otros. En esencia, los tipo dos sienten que son valiosos mientras sean útiles para otros. El amor es su ideal más elevado. El desinterés es su deber. Dar a los demás es su razón de ser. Involucrados, socialmente conscientes, generalmente extrovertidos, los tipo dos son el tipo de personas que recuerdan el cumpleaños de todos y que hacen un esfuerzo adicional para ayudar a un compañero de trabajo, cónyuge o amigo en necesidad.

TIPO 3:

El triunfador – son energéticos, optimistas, seguros de sí mismo, y orientados a cumplir metas. Los tres deben ser validados para sentirse dignos; persiguen el éxito y quieren ser admirados. Con frecuencia trabajan duro, son competitivos y están altamente enfocados en el logro de sus objetivos, ya sea que su objetivo sea ser el vendedor más exitoso de la empresa o la mujer “más sexy” de su círculo social.

TIPO 4:

El romántico – son muy sensibles y cálidos, además son muy perceptivos. Los cuatro construyen sus identidades en torno a su percepción de sí mismos como algo diferente o único. Por lo tanto, son conscientemente individualistas. Tienden a ver su diferencia de los demás como un regalo y una maldición; un regalo, porque los distingue de aquellos que perciben como “comunes”, y una maldición, ya que a menudo parece que los separa de la formas más simples de felicidad que otros tan fácilmente parecen disfrutar.

TIPO 5:

El investigador – tienen una necesidad de conocimiento y son introvertidos, curiosos, analíticos y perspicaces. Los tipo cinco esencialmente temen que no tengan suficiente fuerza interior para enfrentar la vida, por lo que tienden a retirarse. Se retiran a la seguridad de su mente, donde pueden prepararse mentalmente para su aparición en el mundo. Los tipo cinco se sienten cómodos y en casa en el reino del pensamiento. En general, son inteligentes, leídos y reflexivos, y con frecuencia se convierten en expertos en las áreas que captan su interés.

TIPO 6:

El leal – son responsables, se puede confiar en ellos y valoran la familia, los amigos, los grupos y las causas. Sus personalidades van desde reservados y tímidos a francos y confrontativos. Los tipo seis se sienten esencialmente inseguros, como si no hubiera nada lo bastante constante para aferrarse. En el núcleo de la personalidad del tipo seis hay un tipo de miedo o ansiedad. Los tipo seis no confían fácilmente; a menudo son ambivalentes con respecto a los demás, hasta que la persona se ha probado absolutamente a sí misma, momento en el cual es probable que respondan con una lealtad firme.

TIPO 7:

El entusiasta – son energéticos, vivos y optimistas. Además quieren contribuir al mundo. Los tipo siete están esencialmente preocupados de que sus vidas sean una aventura emocionante. Están orientados hacia el futuro, personas inquietas que generalmente están convencidas de que algo mejor está a la vuelta de la esquina. Son pensadores rápidos que tienen mucha energía y que hacen muchos planes. Tienden a ser extrovertidos, multi talentosos, creativos y de mente abierta.

TIPO 8: 

El retador – son directos, autosuficientes, confían en sí mismo y son protectores. Los tipo ocho no están esencialmente dispuestos a ser controlados por otros o por sus circunstancias; pretenden ser dueños de su destino. Los ocho son fuertes, decididos, prácticos, resistentes y enérgicos. También tienden a ser dominantes; su falta de voluntad para ser controlados por otros con frecuencia se manifiesta en la necesidad de controlar a otros en su lugar.

TIPO 9: 

El pacifista – son receptivos, bondadosos y personas de apoyo. Buscan la unión con otros y del mundo a su alrededor. En esencia, los tipo nueve sienten la necesidad de paz y armonía. Tienden a evitar el conflicto a toda costa, ya sea interno o interpersonal. Como el potencial de conflicto en la vida es prácticamente omnipresente, el deseo de los tipo nueve de evitarlo generalmente resulta en cierto grado de retiro de la vida, y muchos tipo nueve son, de hecho, introvertidos. Otros tipo nueve llevan vidas más activas y sociales, pero, sin embargo, siguen siendo hasta cierto punto “controlados” o no están totalmente involucrados, como para aislarse de las amenazas a su tranquilidad.

Existen un amplio rango de comportamientos y motivaciones asociados con cada uno de estos tipos. Como lo puedes ver solo te di algunas características primordiales de ellos. Tal vez puedas reconocer algunas de ellas en ti. 

Las triadas en el eneagrama

Otro punto a importante a saber acerca del eneagrama es que los tipo de personalidad están divididos en tres. Cada una de estas triadas está asociada con una función de la inteligencia humana: El centro del pensar, El centro del sentir, y El centro instintivo. Se les ha llamado centros de la cabeza, corazón y estómago, respectivamente. 

Las triadas son importantes pues al comprenderlas estarás comprendiendo cómo puedes transformarte. Las triadas te pueden ayudar a identificar en qué áreas puedes tener desequilibrios pues te muestran los problemas y las defensas que presentan tu ego. Además te indica de qué formas permaneces inconsciente y te limitas a ti mismo. 

El primer agrupamiento se refiere a los principales componentes de la psique: instinto, sentimiento y pensamiento. Estas funciones están relacionas con centros que representamos en nuestro cuerpo. 

Triada instintiva

Involucra los tipo ocho, nueve y uno.  Los cuales mantienen una resitencia con la realidad, al crear límites en sí mismos. Estos tipos de personalidad tienen problemas con la agresión y con la represión. 

Triada del sentimiento 

Involucra los tipos dos, tres y cuatro. Su principal preocupación es la imagen de sí mismos, es posible que estén muy identificados con su personalidad (ego). Creen que esas características o cualidades que tienen son ellos mismos. 

Triada del pensamiento 

Involucra los tipos cinco, seis y siete. Su principal preocupación es la ansiedad y puede que experimenten una falta de apoyo. Se involucran en comportamientos que ellos creen aumenta su certeza y seguridad. 

Transformando tu vida 

Es importante decir que muchas personas piensan que no pueden cambiar, y de acuerdo a los psicológos que desarrollaron el eneagrama moderno, no es posible cambiar de un tipo de personalidad hacia otro totalmente. Nos desarrollamos desde que éramos niños con cierto tipo de personalidad y esencialmente nos mantenemos en ese tipo de personalidad por el resto de nuestras vidas. 

Esto no quiere decir que no puedas mejorar tu vida, más bien quiere decir que dentro de tu tipo de personalidad puedes alcanzar el equilibrio tanto emocional como mental y físicamente. Asimismo, algo que me parece sumamente interesante acerca del eneagrama es que no sólo se trata de identificar tu tipo de personalidad, sino que además tiene muchas sutilezas que nos hacen cambiar y no catalagornos como una personalidad estática que nunca cambia. Existe también los niveles de desarrollo, lo que hace que este modelo tenga un sin fin de personalidades, revelando muchas partes de ti mismo así como tu potencial y el potencial de todos los tipos. 

Aun cuando en esencia conservamos un tipo de personalidad, no quiere decir que no podamos adoptar otras habilidades que corresponden a otros tipos. Como te lo dije, yo creo que todos tenemos algo de cada tipo de personalidad, y al ser más consciente de tus habilidades y de tus debilidades puedes elegir desarrollar otras cualidades que son características de otros tipos de personalidad. 

El eneagrama te permite conocerte mejor, no de catalogarte o ponerte en un estereotipo. Es necesario conservar un sentido abierto y de curiosidad cuando te conoces a ti mismo, lo cual te ayudará a desarrollar aquellas cosas que pueden llevarte a un desequilibrio y prestar más atención a ellas, así como aceptarte y reconocer todas esas partes buenas que hay en ti que no habías podido reconocer. 

Hay muchas otras cosas más que me gustaría compartir contigo acerca del eneagrama, pero en un solo post se me hace imposible compartir tantos beneficios y tantas características de este hermoso tema. En mis siguientes entradas te comentaré un poco más acerca del tema, mientras tanto si tienes dudas o preguntas déjamelas en los comentarios y con gusto te las aclaro. 

Te invito a que realices el test corto de Riso-Hudson que te permitirá reconocer qué tipo de personalidad tienes y además te dará más características que podrás utilizar para tu desarrollo personal. 

¿Pudiste identificar tu tipo de personalidad? ¿Te gustaría conocer más y saber de qué forma puedes aplicarlo en tu desarrollo personal?

Leer más en: Los 9 tipos de personalidad del eneagrama

Pin It on Pinterest

Share This