10 mitos de la meditación que te impiden beneficiarte de esta práctica

Hoy en día yo creo que existe ya una apertura hacia la meditación y hacia otras prácticas alternativas ya sea de salud física o emocional, pero sin lugar a dudas creo que todavía hay cierta resistencia a probarlas. Hoy quiero hablarte acerca de estas creencias o mitos que tenemos y que pensamos son ciertos acerca de la meditación. Me gustaría que intentarás esta maravillosa práctica que tiene beneficios extraordinarios, tanto físicos como mentales y emocionales. 

En lo personal antes de que iniciara mi práctica de meditación, no me llamaba mucho eso de meditar y se me hacía como un poco esotérico el asunto. Y lo cierto es que antes de probarlo puede que te dejes llevar un poco por esas creencias o por lo que te dice la gente de lo que ellos consideran es la meditación, pero a poco no, la mayor parte de la gente que te dice que no sirve o que piensa que es mala es porque ni siquiera la han probado. 

Es por esto que dedique un post específico para este asunto y espero que después de esto te animes a probar esta práctica que te ayudará en tu vida personal, tanto a nivel físico, emocional y espiritual. 

10 mitos más comunes acerca de la meditación

1. La meditación es una religión

He escuchado y leído a mucha gente que cree que para meditar es necesario convertise y creer en cierta religión. O que al meditar estás practicando el budismo o el hinduismo. La meditación es una práctica muy antigua, y fue de hecho utilizada en un contexto religioso con el fin de lograr ciertos objetivos espirituales. Lo cierto es que hoy en día, sobre todo en el occidente no se víncula con ninguna de estas religiones. 

Es decir, no es necesario que te conviertas o creas en esas religiones, así que si tú prácticas cierta religión de ninguna forma esto interfiere con ello. De hecho, hoy en día y a través de todas las investigaciones científicas y los beneficios que se ha demostrado son resultado de esta práctica, cada vez más doctores, psicólogos y terapeutas la recomiendan. Sin ningún atributo religioso, simplemente como práctica para mejorar los niveles de estrés, depresión, y ansiedad.

2. Necesito seguir ciertos rituales o vestir de cierta forma

Esto tal vez tenga mucho que ver con el hecho de que se piensa que es una religión y tenemos esa imagen de los monjes tibetanos o del Dalai Lama que nos hacen pensar que es así como se debería meditar. 

Lo cierto es que tal vez al principio establecer un ritual, tu propio ritual de meditación, por ejemplo vestir con ropa relajada o prender una vela, o si te gusta el incienso puedes también utilizarlo. El punto es utilizar algo que te haga sentirte más relajado y te permita realmente meditar. Yo en lo personal, medito muchas veces antes de domir, así que lo que utilizo es mi pijama. 

Encontrarás que en tu práctica tu mismo podrás decidir qué es lo qeu te ayuda a relajarte o si no necesitas algo en específico puedes meditar en cualquier lugar y cómo sea. Sobre todo cuando ya tienes una práctica establecida. 

3. La meditación es díficil

Esto creo que está vinculado a los dos puntos anteriores, en donde tenemos la imagen de los monjes budistas y pensamos que nos tenemos que quedar quietos por mucho tiempo, o hacer cosas que nos van a costar mucho trabajo. Yo creo que como todo en esta vida, si tienes alguien que sea bueno en enseñarte y te guie correctamente es bastante divertido y fácil. 

Te darás cuenta que es algo realmente simple como enfocarte en la respiración o repetir una frase o mantra continuamente. Tal vez parezca difícil cuando piensas que la meditación se trata de no pensar en absolutamente nada o que tienes que permanecer totalmente quieto por mucho tiempo. Verás que si empiezas con las formas más fáciles y prácticas de la meditación podrás disfrutarla más y te será cada vez más fácil adoptarla como una práctica habitual. 

4. Tienes que meditar por mucho tiempo para recibir los beneficios

Cuando escuchamos de los beneficios comprobados de la meditación pensamos que entonces tenemos que practicar la meditación por mucho tiempo o por años antes de disfrutar estos beneficios. Lo cierto es que a través de la meditación podemos tener beneficios inmediatos y otros más a largo plazo. Se han realizado estudios y se ha comprobado que sus efectos comienzan a ser vistos con tan solo algunas semanas de práctica y estos efectos pueden ser tanto físicos como mentales. Y esto incluye algunas de las cosas de las cuales te hable en mi post acerca de los beneficios de la meditación, en donde se vieron cambios fisicos en el cerebro de las personas que meditaban.

Pero de entre los cambios casi inmediatos, podrás ver que puedes dormir mejor, que tus niveles de ansiedad disminuyen, que estás menos estresado y que puedes concentrate mejor.

5. No tengo suficiente tiempo para meditar

Esta es de las más comunes creencias que tenemos acerca de meditar. Se piensa que es necesario pasar una hora meditando para que funcione o para que tengamos los beneficios. Pero al inicio con 3 minutos es más que suficiente. Sí, leíste bien.  3 minutos!!!!! Claro que tienes 3 minutos al día para dedicarte a ti y a tu desarrollo. Puedes intentar empezar a la hora de levantarte, en lugar de ver el celular, medita por 3 minutos, verás como puede mejorar tu día entero esta práctica.

A mi me encanta una frase que dice:

Deberías de sentarte a meditar unos minutos durante el día. Pero si estás muy ocupado para hacerlo, entonces deberías de meditar durante una hora.

Proverbio zen

Como puedes ver, es realmente importante darte unos minutos para meditar pues te ayudará a priorizar las cosas que son importante en tu vida. Paradójicamente, entre más tiempo pases meditando, más tiempo tendrás. Cuando meditas tu respiración y tus latidos del corazón van más despacio, la presión sanguínea baja, y nuestro cuerpo produce menos hormonas del estrés y otras sustancias que aceleran la oxidación y por lo tanto el envejecimiento, todo esto contribuye a que tu percibas que tienes más tiempo. Entre la gente medite más, notarán que pueden hacer más cosas en menos tiempo, y esto es también por que tu concentración mejora y eres capaz de prestar atención a lo que haces. 

6. La meditación es como auto-hipnotizarte

Existen algunas personas que piensan que la meditación es como hipnotizarte a ti mismo, que es como si estuvieras repitiendo afirmaciones o alguna otra técnica que te permite autosugestionarte con alún concepto en específico.  La auto-hipnósis es una sugestión que se induce en donde te haces pensar, ver y sentir de manera determinada. Hace uso de tu subconsciente, de tu imaginación y de tu poder creador. Si ya me sigues desde hace tiempo, sabes que a mi me gustan mucho las afirmaciones y creo que realmente te pueden ayudar a hacer un cambio en tu forma de pensar y la forma en la que vives la vida. 

En general, la meditación no se trata visualizar o crear imagenes en tu mente, más bien se trata de enfocar tu atención en algo, como en tu respiración o lo que está sucediendo en el momento presente. La meditación se trata de aceptar tus emociones y tus pensamientos sin juzgarlos o sin tener alguna emoción negativa, nos da la oportunidad de ver lo que sucede de una forma imparcial. El propósito es el de silenciar todos esos pensamientos e ideas que tenemos constantemente y ver la realidad por lo que es. 

 Auto-hipnósisMeditación
MétodosAfirmaciones, visualización, imaginación, emoción, trance, audios con tonos binauralesAtención, consciencia, dejar ir. 
Propósito

Crear un estado mental en donde sientas una experiencia, que te puede ayudar a manifestar algo en específico o para sanar. 

Percibir la realidad por lo que realmente es, profundizar en los diferentes estados de la conciencia, y encontrar paz mental. 

La sanación y la manifestación pasan como un efecto secundario, pues te liberas de las condiciones que te tienen atado al pasado o a ciertas creencias limitantes. 

Estado mentalRequiere que tu mente se encuentre activa

Te lleva a un estado en donde la mente descansa y se encuentra en silencio. Abierta y expandiendose. 

    Fuente: Live and Dare

8. Tienes que poner tu mente en blanco 

Parece ser que este es el mito más común acerca de la meditación y es causa de mucha frustación o de que abandonen esta práctica. La meditación no se trata de no pensar o o tratar de detener todos tus pensamientos. En realidad, no podemos detener todos los pensamientos, pero si podemos decidir cuanto tiempo les prestamos atención o si les prestamos atención. 

Cuando meditamos utilizamos algo en que enfocar nuestra atención, como tu respiración, una imagen o un mantra, esto te ayuda a relajarte y a disfrutar ese silencio mental. Durante tu práctica de meditación es posible que surjan varios pensamientos o ideas, y el objetivo es que desarrolles la habilidad de no prestarles atención, no juzgarlos y regresar a tu respiración sin pensar que estás haciendo algo malo o que tu práctica no sirve. Entre más medites más fácil será que te mantengas en silencio mental y que no surjan tantos pensamientos y les prestes atención. 

El hecho de que surjan pensamientos durante tu práctica no hace que esta no sirva, o que no tengas los beneficios de la meditación. El simple hecho de darte cuenta de que tienes pensamientos es ya una ganancia, pues hace que te des cuenta de tu ego y de que tú eres más que esos pensamientos y esas creencias que tienes acerca de ti mismo. 

9. La meditación se trata de escapar tus problemas

Las personas que han meditado antes y yo soy una de ellas, te podremos decir que al meditar no logras escaparte de los problemas, al contrario. Al meditar, lograr ver los problemas de distinta forma y eres capaz de encontrar soluciones a ellos. Conforme pasa el tiempo logras ver la realidad con más claridad, es decir sin tantos prejuicios o creencias, y puedes adaptarte mejor a lo que sucede en tu vida, sin tener ese constante forcejeo de cambiar todo lo que pasa. 

En realidad la meditación no te hará distraerte (lo cual es lo que se quiere cuando tratas de escapar de algo), al contrario te hará desarrollar un nivel de conciencia mucho más profundo. Y al contrario en lugar de escapar aquello que te preocupe te hará que lo confrontes de una vez por todas, encontrando que después de todo no era tan malo aquello que temías o aquello que sucedió. 

La meditación te ayudará a conocerte mejor, a ver con más claridad y a controlar tu mente. Es decir no vas a dejar de ahora en adelante que tu mente te controle. Tu mente es sólo una herramienta, que hasta el momento te ha controlado. Con la meditación logras establecer el control de tu mente y te das cuenta que tú tienes el poder de cambiar lo tu quieras y que no eres aquello que pensabas. 

10. Voy a tener experiencias trascendentales con la meditación

Hay personas que piensan que a través de la meditación podrás tener experiencias paranormales o en donde los sentidos se eleven. No sé algo como desarrollar las habilidades psiquicas o algo así, y aunque supongo ha habido alguien que tenga experiencias trascendentales, no son el común denominador. 

Pero esto no quiere decir que no tegnas experiencias maravillosas a través de la meditación, el solo hecho de sentirse en paz es suficiente para muchos, el poder disfrutar el silencio interior, el poder de darte cuenta que eres más que tus pensamientos, creo yo que ya es mucha ganancia. 

Además de todo esto, lo que obtienes fuera de tu práctica es cómo aprendes a incorporar ese sentimiento de paz interior, el poder de controlar tus pensamientos y estar más atento a ellos. Todo esto se reflejará en tu vida cotidiana de forma en que tengas menos estrés, seas capaz de concentrarte más, mejores relaciones personales, etcétera. Y todo esto no es magia, es más bien el resultado de que tú logras ver todo desde un enfoque mucho más real, sin temores ni prejuicios, y eres capaz de aceptar tus experiencias y a la gente a tu alrededor sin tanta fricción. 

Recomendaciones

Aunque antes de empezar mi práctica de meditación me parecía un poco raro, ahora que lo analizo creo que es simplemente una reacción a lo desconocido y a lo que no estamos muy familiarizados. Pero si te convences a probarlo, verás que no es más que respirar y tranquilizar tu mente sin tantas ideas acerca del pasado o del futuro. Simplemente vivir aquí y ahora, en el momento presente

Si a pesar de todo esto piensas que la meditación no es para ti porque no quieres permanecer demasiado tiempo sentado, entonces puedes comenzar tu práctica con una meditación en movimiento como caminar, hacer yoga, tai-chi o simplemente practicar mindfulness que se puede aplicar a todas las áreas de tu vida. 

Todos podemos meditar, no hay nada que nos lo impida más que nuestras propias ganas de hacerlo y las preconcepciones que tenemos de ella. Date la oportundidad de mejorar tu vida y sentirte bien contigo mismo con tan sólo incorporar la meditación a tu vida. 

Si quieres una método que te ayduará a incorporar la meditación a tu vida, te invito a que descargues la Guía para crear tu rutina matutina del éxito. 

¿Te gustaría comenzar tu práctica de meditación? 

Te invito a que sigas mi canal de Youtube en donde podrás participar en mi programa de meditación y visualización en 6 fases.

10 mitos acerca de la meditación – El arte de vivir España

Pin It on Pinterest

Share This